¡Pottermore revela material inédito de “Harry Potter y el Misterio del Príncipe”!

¡La campaña navideña de Pottermore ha dado comienzo!

Tal como se anunciara por medio de su cuenta oficial de Instagram, desde el día de ayer y hasta terminar el día de Navidad, el sitio dedicado a los fans de la saga de Harry Potter publicará actualizaciones diarias con nuevo material escrito por J.K. Rowling.

Dos historias, correspondientes a los eventos ocurridos en “Harry Potter y el Misterio del Príncipe”, ya han sido publicadas, ¡y nosotros no podríamos estar recibiendo un mejor regalo anticipado!

La primera de ellas está relacionada con el segundo capítulo del libro y este fue el acertijo a resolver:

Esta historia trata acerca de Cokeworth, el pueblo en el que Lily Evans y Severus Snape vivieron, mismo que es nombrado en el segundo capítulo del libro, cuando Bellatrix y Narcissa visitan al profesor de pociones.

A continuación el texto:

Cokeworth es una ciudad ficticia ubicada en el centro de Inglaterra. Harry pasa una noche allí, en el hotel Railview con sus tíos y su primo Dudley. Se supone que el nombre de Cokeworth debe sugerir una ciudad industrial que se asocie con la idea de trabajo duro y suciedad.

Aunque no se exprese literalmente en los libros, Cokeworth es la ciudad donde se criaron Severus Snape, Petunia y Lily Evans. Cuando la tía Petunia y el tío Vernon tratan de evitar las cartas de Hogwarts, viajan aquí. Es posible que el tío Vernon haya tenido una ligera idea de por qué Cokeworth es tan poco mágica y por eso supuso que las cartas no les seguirán hasta allí. Sin embargo, debería haberlo pensado dos veces, puesto que la hermana de Petunia, Lily, se convirtió en una excelente bruja en Cokeworth.

Por este motivo, Bellatrix y Narcisa van a Cokeworth al comienzo de “Harry Potter y el Misterio del Príncipe” para visitar a Snape, que se encuentra en la antigua casa de sus padres. En Cokeworth hay un río que la recorre la ciudad entera y reliquias de al menos una fábrica con una enorme chimenea que se ve desde la casa de Snape, así como un montón de callejones de barrios obreros.

La segunda historia está relacionada con “El Caldero Chorreante” y este fue el acertijo a resolver:

Harry-Potter-BlogHogwarts-Acertijo-Pottermore

A continuación el primer texto:

El Caldero Chorreante es una taberna londinense situada entre una librería y una tienda de discos de Charing Cross Road. La entrada principal del callejón Diagon, donde brujas, magos y otros compran productos mágicos, está detrás de la taberna.

Hay quien dice que el pub más antiguo de Londres es el White Hart de Drury Lane, otros afirman que es el Angel de Bermondsey Wall y otros defienden que se trata del Lamb and Flag de Rose Street. Esta gente es muggle y ninguno de ellos tiene razón. El pub más antiguo de Londres, como te podrá confirmar cualquier mago, se trata del Caldero Chorreante de Charing Cross Road.

El Caldero Chorreante lleva en este lugar desde mucho antes de que se planificara Charing Cross Road. Su dirección real es el número uno del callejón Diagon y al parecer se construyó a principios del siglo XVI, al igual que esta calle mágica. Este pub se erigió dos siglos antes de la entrada en vigor del Estatuto Internacional del Secreto y en un principio era visible a los ojos muggle. Desde el principio, este pub fue lugar de reunión de magos y brujas (tanto de Londres como forasteros que pasaban el día en la ciudad para comprar los últimos dispositivos e ingredientes mágicos). Sin embargo, nunca se prohibió la entrada a los muggles ni se los hizo sentir incómodos dentro, si bien es cierto que algunas conversaciones, por no hablar de las mascotas, provocaron que más de un cliente desprevenido se marchara del lugar sin terminar su consumición.

Cuando se impuso el Estatuto Internacional del Secreto, el Caldero Chorreante recibió un permiso especial para seguir en activo como refugio y lugar seguro para los magos de la capital, puesto que se había convertido en toda una institución mágica en Gran Bretaña. A pesar de hacer falta muchos y muy poderosos hechizos para ocultarlo, así como que sus clientes se comportaran correctamente, el ministro de Magia Ulick Gamp fue comprensivo: los magos necesitaban relajarse ante las nuevas dificultades. Además, dio permiso al dueño de aquel entonces para que hubiera paso libre desde el patio trasero al callejón Diagon, dado que las tiendas que había más allá del pub también necesitaban protección de los magos.

En honor a la protección que Gamp otorgó al pub, el dueño creó una nueva cerveza llamada El viejo amigo Gamp cuyo sabor era tan particular que nadie pudo jamás beberse una pinta entera. De hecho, se guarda un galeón de oro como premio para quien lo logre, aunque no se tiene noticias de nadie que lo haya conseguido.

El Caldero Chorreante se enfrentó a uno de sus retos más importantes en el siglo XIX con la construcción de Charing Cross Road, un obra que requería demolerlo todo. El ministro de Magia de aquel entonces, el aburrido y excesivamente parlanchín Faris Spavin, dio un sentido discurso en el Wizengamot para explicar las razones por las que el Caldero Chorreante no podía salvarse en aquella ocasión. Tras siete horas de discurso, Spavin volvió a su asiento y su secretario le pasó una nota que explicaba que la comunidad de magos se había puesto de acuerdo para realizar embrujos desmemorizantes en grupo (hay quien afirma hoy en día que se usaron incluso maldiciones imperius contra varios urbanistas muggle, aunque no se ha podido demostrar) y que finalmente el Caldero Chorreante se había mantenido en la revisión de los planos de la nueva calle. De hecho, los arquitectos muggle que participaron en el proyecto jamás entendieron por qué existía aquel vacío en los planos cuando en la realidad no se veía ese hueco por ninguna parte.

El Caldero Chorreante ha cambiado muy poco a lo largo de los años: es un local pequeño, lóbrego y acogedor con habitaciones en el piso superior para los viajeros que viven lejos de Londres. Es el lugar ideal para ponerse al día con los chismorreos si se vive lejos del barrio mágico más cercano.

Y aquí el segundo texto:

Florean Fortescue es el dueño de una heladería del callejón Diagon y es el protagonista de un relato de fantasmas que nunca llegó a publicarse en la versión final de los libros. Harry lo conoce en El Prisionero de Azkaban y descubre que se trata de todo un experto sobre magos medievales. Más tarde, Harry se entera de que hubo un director de Hogwarts llamado Dexter Fortescue.

Florean es descendiente de Dexter y mi intención primer fue que le diera pistas a Harry durante la búsqueda de las Reliquias. Por eso quise establecer un vínculo entre ellos con bastante antelación. En ese momento, me imaginé que alguien con tanto conocimiento histórico como él podría proporcionar información básica sobre cuestiones tan dispares como la Varita de Saúco o la diadema de Ravenclaw, puesto que esos datos habrían pasado de generación en generación en la familia del prestigioso Fortescue. Cuando fui acercándome al momento en el que aquella información iba a ser necesaria, hice que secuestraran a Florean para que Harry y sus amigos lo encontrasen.

El problema es que, cuando escribí los pasajes más importantes de Las Reliquias de la Muerte, me pareció que Phineas Nigellus Black era mucho más adecuado para proporcionar aquellas pistas. La información que Florean tenía sobre la diadema me resultó innecesaria porque los lectores podrían enterarse si preguntaba a la Dama Gris. Con todo, me pareció que había secuestrado y matado a este hombre sin motivo alguno; no era el primer mago al que Voldemort había borrado del mapa por saber mucho o poco, pero es el único por el que me siento especialmente culpable porque fue culpa mía.

Con información de Pottermore, Mugglenet y Bloghogwarts.